Enseñar a los niños conocer a un Dios Real y Verdadero atraves de la Escritura con poder y ayuda del Espíritu Santo. Que su fe en Jesús los lleve a una relación con el Padre Celestial . Que sepan que Él tiene un propósito en la tierra.

 

 

Serán las próximas generaciones que utilizara Dios para alcanzar a los perdidos.